Construyamos juntos un nuevo camino para México: Economía de mercado con desarrollo inclusivo


Preámbulo

¿Qué nos han dejado los modelos económicos y sociales que hemos adoptado? Sí, por un lado, México ha crecido; tras la Revolución Mexicana nuestra economía era básicamente agrícola, hoy somos la 11ª potencia exportadora del mundo.

Pero este crecimiento no ha sido plenamente justo, equitativo ni parejo. De los 128 millones de habitantes que tiene el país, 55 millones aún viven en pobreza. Mientras el PIB de Nuevo León se compara al de países completos como Hungría, Uruguay o Polonia, seguimos teniendo municipios como algunos en Guerrero donde el Índice de Desarrollo Humano es similar al de un país africano como Guinea.

La falta de acceso a oportunidades condena a millones de personas a no contar con lo más indispensable, y se convierte en frustración, enojo y desencanto. Pero tampoco es solución un modelo económico que destruye y desmantela lo que hemos logrado.

El reto que tenemos en México es encontrar la fórmula correcta -que no está en los extremos- para que haya bienestar, equidad y desarrollo para todos. Por eso en COPARMEX proponemos un nuevo modelo: La Economía de Mercado con Desarrollo Inclusivo para dar paso a una profunda reflexión, diálogo y consenso social.

El saldo de la polarización

México en 2018 optó por el cambio, lo hizo legítima y democráticamente. Pero hoy, a 3 tres años de distancia podemos constatar que hay pocos logros en materia económica y social. La pandemia agudizó lo que ya venía mal.

Hay que reconocer que el actual gobierno, que llega a la mitad del sexenio este 1 de diciembre, ha procurado mantener la estabilidad financiera y los márgenes de endeudamiento han sido racionales. El costo de la rigidez y ortodoxia económica así como de la falta de apoyos a personas y micro empresas ha sido alto: 5.5 millones de mexicanos que integraban la clase media, hoy están en la pobreza.

La economía y la política deben estar armónicamente relacionadas; por desgracia, lo que hoy tenemos son tensiones y una sociedad polarizada. Si en un hogar los hijos están peleados entre ellos, y se rompe la comunicación con y entre los padres, esa familia difícilmente saldrá adelante. En nuestro país, lo primero que debemos reconstruir es la unidad nacional en torno a lo esencial; todos somos mexicanos y debemos unirnos para superar los desafíos que tenemos enfrente.

El papel de COPARMEX

En Coparmex, primero somos ciudadanos y luego somos empresarios comprometidos en mejorar a la sociedad en la que vivimos. Acumulamos 92 años de existencia, en los que hemos promovido causas como la defensa de las libertades, la participación de los ciudadanos, la defensa de la democracia, el combate a la corrupción y a la impunidad, el mejoramiento del salario, la competitividad de las empresas y muchas causas más. Hoy no es la excepción.

¿Qué proponemos?

  • El Modelo de Economía de Mercado con Desarrollo Inclusivo es una propuesta que nace de la reflexión y del compromiso; surge desde la buena voluntad. Es un nuevo rumbo que pretende conciliar el crecimiento económico sostenible (que dé respuesta a las nuevas generaciones), con un Estado democrático y de derecho que propicie el desarrollo parejo, principalmente de quienes se encuentran en situación vulnerable, mediante la participación solidaria, subsidiaria, responsable e incluyente de todos.

  • Implica nuevas formas de construir ciudadanía, entendernos mediante el diálogo y sumarnos a la acción.

  • Concebimos a la empresa y al emprendimiento como vehículo de cambio, un motor, una comunidad de personas que generan valor para todos, convencidos de su responsabilidad frente a la sociedad.

  • Vemos al ciudadano en el centro de lo público, partícipe, corresponsable y cogestor de las decisiones públicas.

  • Concebimos al Gobierno como el gran facilitador del proceso de participación ciudadana. Tanta sociedad como sea posible y tanto gobierno como sea necesario.

Un nuevo paradigma: La Economía de Mercado con Desarrollo Inclusivo

Nuestra propuesta no es un modelo acabado, es apenas el primer paso. Requiere de la aportación de las amas de casa, los padres de familia, los maestros, los comerciantes, los jóvenes emprendedores, los estudiantes.

¿En qué consiste?

La Economía de Mercado con Desarrollo Inclusivo es una brújula que nos guiará a un mejor futuro. Es un modelo con valores y que contempla al menos lo siguiente:

  1. Libertad de emprender, de invertir, de competir y de intercambiar bienes y servicios dentro de un marco legal y ético.

  2. Respeto a los derechos humanos, igualdad ante la ley y fomento de la equidad y la inclusión.

  3. Respeto a los derechos de propiedad privada de todo tipo de bienes físicos, inmateriales y digitales como base para el bienestar.

  4. Respeto a la libertad de expresión.

  5. Un sistema político democrático y de derecho con instituciones independientes, leyes y reglas claras, estables y que se cumplan.

  6. Gobiernos e instituciones eficaces, transparentes y que rindan cuentas.

  7. Seguridad pública garante de los derechos de las personas, de la convivencia social y de la actividad económica.

  8. Combate eficaz e institucional a la corrupción y a la impunidad.

  9. Respeto y responsabilidad solidaria de las empresas ante todos sus grupos involucrados: sus colaboradores, clientes, accionistas, proveedores, comunidad y gobierno.

  10. Sistemas públicos, privados y sociales de salud, pensiones y vivienda solidarios, incluyentes y de calidad que propicien la cohesión y la movilidad social.

  11. Educación de calidad, actualizada y accesible a todos como base permanente para el desarrollo humano, económico y social.

  12. Políticas públicas solidarias y subsidiarias en beneficio de la población en condición vulnerable que contribuyan a superar sus carencias y a asegurarle una vida digna, basadas en reglas claras, focalizadas y transparentes.

  13. Acceso para todos a la conectividad digital como base permanente para el desarrollo personal y la cohesión social.

  14. Políticas públicas que promuevan el cuidado y mejoramiento del medio ambiente, la actividad económica sostenible y sancione a empresas, personas y gobiernos que lo impacten negativamente.

  15. Políticas económicas y fiscales que propicien ahorro, incremento en el ingreso familiar, productividad, confianza, formalidad y desarrollo socio-económico incluyente.

  16. Un sistema tributario justo y equitativo en el que todos aporten en función de su capacidad económica.

  17. Condiciones que incentiven la inversión nacional y extranjera que generen la creación, desarrollo y permanencia de empresas y otras formas de asociación o colaboración productiva.

  18. Impulso, inversión e incentivos a emprendedores, empresas y universidades para realizar trabajos de investigación y desarrollo cultural, científico y tecnológico en beneficio de la sociedad.

  19. Impulso al desarrollo regional, económico y social con políticas y apoyos de los sectores público, privado y social.

  20. Impedimento y sanción a las prácticas monopólicas y oligopólicas públicas y privadas que afecten negativamente al mercado y a las familias.

Nuestro llamado

Esta propuesta es un punto de partida para establecer acuerdos básicos que le den viabilidad y futuro a México. Estamos trabajando para que en 2022 el modelo se fortalezca; vamos a analizar cada una de estas 20 premisas y vamos a traducirlas en acciones.

Queremos que todos los mexicanos nos unamos en torno a este debate, valoramos y apreciamos que pensemos diferente; si queremos que México salga adelante necesitamos dialogar y sumar a partir del respeto a nuestra pluralidad.

Urgen líderes que en sus casas, consultorios, aulas o fábricas aporten su visión para enriquecer el Modelo de Economía de Mercado con Desarrollo Inclusivo.

En COPARMEX te decimos: México quiere y necesita tus ideas, tus sugerencias y así construyamos juntos este nuevo camino.


0 visualizaciones0 comentarios