Debilitar al INE es debilitar nuestra democracia


Preámbulo

Es innegable, la creación del IFE que dio paso al actual INE, fue uno de los momentos clave en la historia del México moderno que permitió terminar con el régimen de partido hegemónico para comenzar a vivir en un régimen democrático.

Antes, el Presidente en turno era quien nombraba por “dedazo” a su sucesor. Hoy, somos los ciudadanos quienes lo elegimos; tanto así, que desde el año 2000 han sido 3 diferentes partidos los que han ganado la presidencia; y desde el año 1994 ningún partido ha tenido el control absoluto del Congreso. Hoy, tenemos equilibrios.

El INE es un órgano autónomo, quiere decir que no está sometido a alguno de los poderes y eso es una garantía para nosotros como ciudadanos. De hecho, al INE lo integran funcionarios electorales, pero, sobre todo, somos nosotros los ciudadanos quienes contamos los votos y cuidamos las elecciones. Por eso, cualquier ataque o descalificación injustificados contra el INE, es en sí mismo un ataque contra la sociedad.

¿El INE sirve?

La muestra de que sirve fue la pasada elección en junio de 2021, considerada la más compleja de la historia del país -por el número de cargos a elegir, más de 20 mil- el INE demostró que, pese a la pandemia, organizó una elección exitosa.

Se logró la instalación del 99 por ciento de las casillas, la participación del 52.7 por ciento del padrón electoral y la colaboración de 1.5 millones de ciudadanos como funcionarios de casilla que recibieron capacitación previa.

Modelo a nivel internacional: El modelo electoral mexicano ha sido ejemplo para otros países; el INE ha permitido que sea una sola institución a nivel nacional la que se encargue de organizar los procesos, en otros países como en Estados Unidos cada estado tiene un sistema diferente tanto de instituciones como de mecanismos de cómputo lo que complica la obtención de resultados. Habrá que recordar que la elección del Presidente Biden requirió semanas para tener certeza del resultado. Mientras que en México se cuenta con resultados preliminares unas cuantas horas después de cerradas las casillas, y los resultados con un alto margen de confiabilidad, pocos días después.

La credencial de elector es otro gran pilar que han intentado emular en otros países.

Áreas de oportunidad: El INE es una institución integrada por ciudadanos, con aciertos y errores, con un marco constitucional y legal que hace posible la organización de las elecciones y que es garante de nuestra democracia. Los mexicanos confiamos en el INE y es obligación de todos defenderlo y asegurar su permanencia como organismo autónomo constitucional.

¿El INE nos sale caro? Algunos análisis revelan que entre 70 y 73 de cada 100 pesos de su presupuesto se destinan a la organización de elecciones; pero no quiere decir que los 30 pesos restantes queden en manos del INE sino que se reparten a los partidos políticos como su presupuesto. Una diferencia clave entre México y otros países es que aquí los partidos se financian en gran medida con recursos públicos. Por ejemplo, en 2018 el INE contó con un presupuesto de 7 mil 144 millones de pesos para realizar la elección presidencial, con una lista nominal de 87.8 millones de electores, quiere decir que el costo del voto promedio fue de 81 pesos. Según algunos medios, en Estados Unidos el voto en 2016 tuvo un costo aproximado de 11.67 dólares, algo así como 221 pesos; en Brasil, por ejemplo, en el proceso que llevó a la reelección a Dilma Rousseff en 2014 el costo rondó los 12.73 dólares por votante, algo así como 171.85 pesos de ese momento.

Si bien el voto en México podría ser más económico, sin duda, es un costo vinculado a la necesidad de contar con las garantías de procesos limpios y justos. Podrían generarse medidas de austeridad racionales en recortar ciertos gastos de servicios generales, de cierto personal del INE y, sobre todo, ajustes al presupuesto que reciben los partidos, eso requiere voluntad y reformas legales.

Controversia Constitucional ante la SCJN por la falta de recursos y la embestida oficial contra el INE

El pasado 22 de diciembre, la Comisión de Receso de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) admitió a trámite la Controversia Constitucional promovida por la Cámara de Diputados contra un acuerdo del INE que buscaba posponer la consulta de revocación de mandato hasta que se contara con los recursos necesarios; la SCJN ordenó al Instituto continuar con la organización de la consulta ajustándose a los recursos asignados.

Cabe señalar que en el Presupuesto de Egresos de la Federación para 2022, la Cámara de Diputados le recortó 4 mil 913 millones de pesos (26% de su presupuesto), a pesar de haber solicitado los recursos necesarios para poder cumplir con la obligación de instalar la misma cantidad de casillas que las utilizadas en el proceso electoral federal previo, es decir, más de 161 mil casillas, el problema es que solo se le asignaron para la consulta 1,503 millones de pesos (menos de la mitad de lo requerido).

El mismo consejero presidente del INE ha dicho que la resolución del SCJN es una buena noticia ya que genera dos grandes alternativas: o se le proveen al INE los recursos faltantes, o se le autoriza realizar la consulta en condiciones flexibles (como es la instalación de una menor cantidad de casillas) sin violar la ley.

Pero el acuerdo inicial del INE propició que en un hecho inédito, el Presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados presentara ante la Fiscalía General de la República una denuncia penal contra 6 consejeros electorales. Este hecho se suma a los preocupantes señalamientos y descalificaciones que el propio Presidente de la República y su partido Morena, han hecho contra el INE de forma permanente. Estos ataques van en contra de la democracia y nunca los habíamos visto en México.

Llamado de COPARMEX

  1. Es a detener la embestida contra el INE: Judicializar e incluso penalizar las decisiones de los consejeros electorales, no es el camino que los mexicanos queremos en nuestra vida democrática. No es democrático sino autoritario intentar minar y debilitar al árbitro electoral.

La resolución de la SCJN y la propia existencia del Tribunal Electoral demuestran que contamos con las instituciones adecuadas para solucionar cualquier diferendo.

En Coparmex consideramos que las denuncias penales presentadas en contra de los consejeros del instituto representan un acto de intimidación y un ataque injustificado a la autonomía del INE. La embestida contra el Instituto debe parar.

  1. #YoDefiendoAlINE: Celebramos, nos unimos y llamamos a la movilización ciudadana para defender al INE porque eso implica defender también nuestras libertades: de expresión, de emprender, de educar y, desde luego, de elegir.

Esta defensa de los organismos autónomos y de las libertades, nos asegura el correcto y equilibrado funcionamiento del sistema de pesos y contrapesos en nuestro país. Por eso te invitamos a sumarte a esta causa en la página yodefiendoaline.mx

En tres décadas de existencia, el INE ha demostrado que es una institución sólida que ha garantizado el avance de México hacia la democracia. Lanzamos una señal de alerta: hoy nuestra democracia está en riesgo por la violencia política, por la infiltración de la delincuencia, el desencanto de algunos electores y por la ambición de algunos personajes políticos; pero frente a ello somos millones los mexicanos que decimos #YoDefiendoAlINE y que daremos pasos al frente -ni un solo paso atrás- en la consolidación de nuestra democracia.

0 visualizaciones0 comentarios